¡No más copiar y pegar!

La nueva herramienta e Google busca detectar cualquier tipo de plagio en los documentos que entreguen los alumnos, dándoles primero -eso sí- la oportunidad de mejorar proactivamente su tarea y creatividad.

Google lanzó, de la mano de G Suite, Google Assigments, el programa especialmente diseñado para profesores y que tiene como objetivo descubrir (o no dejar) que los alumnos copien textos sacados de la red de internet.

Si bien la tecnología está, y las fuentes son infinitas, para muchos es muy tentador sacar textos, opiniones o frases de internet y no citarlos para completar -o directamente hacer- sus trabajos y tareas.

Copiar o plagiar documentos es algo que lleva acompañando la escolaridad desde que se tiene memoria, y todos (o casi todos) lo han hecho de alguna manera. Sin embargo, descubrir un plagio hace años dependía directamente de lo que el profesor había leído o si el texto plagiado era exactamente igual al del autor.

¡Muy difícil!

Por esta razón, y gracias al gigante Google, estas prácticas tendrían sus días contados y serían los profesores los que mayor provecho podrían sacarle a esta nueva herramienta. Aunque también los alumnos.

Google Assigments busca incorporarse a las escuelas en los próximos meses y a los programas estudiantiles de aquí en adelante. De esta forma, los profesores podrán corregir y verificar los trabajos de sus estudiantes y la originalidad de estos.

Según la plataforma, serían los “Informes de Originalidad” los que les entregarán al profesor (y al alumno), en un solo clic, el resultado de sus tareas y si plagió o no.

De esta misma forma, la nueva herramienta de Google busca incentivar a los alumnos a que hagan mejores trabajos y no se queden con lo que otros dicen en libros, blogs, documentos y más. “Los instructores que usen los programas de Google tendrán la opción de habilitar Informes de Originalidad. Luego, una vez que los estudiantes hayan completado la actividad, se podrán ejecutar hasta tres informes de originalidad en los documentos que adjunten a la tarea antes de enviarla. Si hay señales de plagio, saltará un aviso que indicará que el trabajo fue copiado. Este aviso le da a los estudiantes la oportunidad de mejorar de manera proactiva su trabajo y también les ahorra tiempo a los instructores”, comenta Brian Hendrick, gerente de producto de G Suite, empresa creadora de Google Assigments.

Asimismo, cuando los alumnos envíen sus trabajos, un nuevo informe estará disponible para el profesor. En él se encontrarán todos los textos no citados o que se asemejen mucho a textos que aparezcan en la web.

Además, la nueva herramienta busca incorporar una biblioteca de trabajos antiguos que pertenezcan a cada escuela. O sea, si un hermano mayor, un primo o amigo que haya pasado por el mismo colegio y haya hecho una tarea similar, también quedará registrada dentro de la plataforma, lo que hará aún más difícil el plagio.

El programa de Google, impulsado por G Suite, estará disponible durante las próximas semanas y en forma gratuita para profesores y educadores de colegios y universidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat