Eclipse Solar Total

Qué significa, qué precauciones tomar y todo lo que necesitas saber sobre el nuevo Eclipse Solar Total 2019, un fenómeno astronómico que ocurre cada año y medio en algún lugar del planeta, y esta vez, en Chile, Argentina y Uruguay.

El Eclipse Solar Total ocurre cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, tapando casi la totalidad de la luz de nuestra estrella madre. El fenómeno se visualizará de oeste a este y recorrerá tanto Chile como Argentina y Uruguay; los tres mejores lugares para verlo en el mundo en 2019.


El nuevo eclipse recorrerá distintas locaciones, empezando por el Océano Pacífico y avanzando hacia el este, llegando a Uruguay, Argentina y Chile. Asimismo, según el huso horario de nuestro territorio, el eclipse ocurrirá a eso de las 15:22 horas, siendo visible en las regiones de Atacama y Coquimbo (mejores zonas para verlo) desde las 16:38 horas.


Es así como en casi todo el territorio continental se podrá ver el eclipse, aunque, lamentablemente para muchos, solo de forma parcial para la mayoría de las localidades. Por ejemplo en Santiago y Valparaíso se verá en un 92%, en Arica y Parinacota en un 65% y en Magallanes solo en un 46%. Eso sí, en Atacama y Coquimbo su visualización será al 100%. Sin dudas un evento llamativo para miles de personas que esperan con ansias la llegada de este día. Sin embargo, muchos riesgos se corren al mirar el eclipse directamente, sin protecciones ni resguardos.


Como muchos saben, en Chile ya hemos visto varias veces este tipo de eclipses (y otros también), y por lo mismo, conocemos en gran medida los resguardos que se deben tener a la hora de observarlo.


Ponerse lentes, no mirarlo directamente, observarlo por algunos segundos o solo cuando el eclipse sea total, son solo algunas de las recomendaciones que hemos oído, sin embargo, el daño que nos puede causar el hecho de no estar realmente informados puede ser mucho mayor de lo que creemos.
Según los expertos, el daño puede ser tan grande que nos puede ocasionar la pérdida total de la visión, causada por una retinopatía solar: daño en la retina que resulta de la exposición por observar eclipses solares sin las precauciones adecuadas.


Celulares, cámaras fotográficas, anteojos de sol, telescopios, binoculares e, incluso, radiografías a modo de filtro son solo mitos que no debemos seguir. Estos no nos protegerán de un posible daño en nuestra vista. Los vidrios de máscaras de soldador sí sirven, pero solo si su cristal tiene un grado superior al 12.


Los especialistas recomiendan encarecidamente que todos deben proteger su vista con lentes o anteojos que tengan filtros especiales, todos normados con etiquetas ISO 12312-2, los que reducen no solo la luz solar a niveles seguros, sino que bloquean la radiación solar ultravioleta e infrarroja. Por eso, como cuando compramos cualquier artículo, lo mejor será hacerlo en comercios regulados y no en la calle.


Asimismo, para los que tengan el Mal de Diógenes, quizás aún tengan guardados sus anteojos del eclipse del 2010 o incluso el del 94´. Sin embargo, estos pueden estar igualmente dañados y no son recomendables para visualizar el evento de hoy. Antes de usar los lentes con el filtro, sean nuevos o viejos, se debe verificar el estado de los mismos, sin orificios o daños. Cualquier deterioro ocasionado por el tiempo puede ser “fatal”.


En cuanto al eclipse solar total, son varios los eventos que sucederán y de los que no nos podemos perder. Por ejemplo, solo durante la totalidad del eclipse se podrá ver la corona solar: una pálida, irregular y extendida atmósfera solar externa. Además, segundo antes de la corona solar -y segundos después- se visualizará el efecto de anillo de diamante, una especie de flash de luz solar que se filtrará por el borde lunar, marcando así el principio y fin de la totalidad del eclipse.


Adicionalmente, durante el eclipse se podrá observar a simple vista la cromósfera: fina capa rojiza que está por encima de la fotósfera (superficie solar) y debajo de la corona.


En temas de distancias, tamaños y perspectivas, es común que nos preguntemos por qué la Luna, siendo tan pequeña, puede tapar al Sol y su luz proyectada hacia la Tierra. Según los expertos, durante el eclipse el Sol estará a 150 millones de kilómetros de la Tierra, mientras que la Luna a unos 406 mil kilómetros. Por eso, aunque la Luna es casi 400 veces más pequeña que el Sol, está también 400 veces más cerca.


Ya lo saben. A eso de las 15:30 horas comenzará un nuevo fenómeno en Chile. Uno que no volverá, según los expertos, hasta el 2020, hecho aún más extraño ya que sucedería dos años seguidos en un mismo país. Luego, el Eclipse Solar Total no volverá a esta zona hasta la mitad de este siglo, cerca del 2048.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat